problemas de pareja

La dependencia emocional es una de las características que podemos observar en las relaciones tóxicas. Aunque pueda parecer que no, ésta dependencia es sufrida por muchísimas personas y digo sufrida porque los sentimientos que se sienten en una relación dependiente son terriblemente dolorosos. Cuando uno depende, necesita, o no puede vivir sin el otro, empieza a alejarse de sí mismo, de su vida, y de su felicidad. Como dice Silvia Congost, cuando amar es depender eso no es amor, sino dependencia emocional.

Nadie está libre de sufrir dependencia emocional, puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres, personas de clase social alta o baja, con más o menos estudios, todos estamos sujetos a la posibilidad de encontrar en nuestra relación esadependencia.

¿Cómo puedes saber si estás sufriendo dependencia emocional?

  • Pánico a la ruptura: Pese a saber que esta persona no es buena para ti, o no te hace feliz, te sientes incapaz de tomar la decisión de romper con la relación. La idea de la soledad te asusta hasta tal punto que eres capaz de aguantar lo inaguantable con tal de no estar solo. Esto es debido a un problema de falta de autoestima y de no saber poner límites a tus relaciones afectivas. Existe un dicho que dice “más vale estar sólo que mal acompañado” pues esto es justo lo que las personas que sufren dependencia emocional no son capaces de llevar a cabo.
  • No aceptación del otro: ¿Crees que si esa persona cambiara aquello que le pides serías feliz de una vez? ¿Necesitas que cambie ese aspecto vital para poder continuar con la relación?Cuando quieres a alguien, hay cosas que te gustan y otras que no, pero en la valoración final compensan las cosas positivas que te ofrece con aquellas que no te gustan y eres capaz de tolerarlas.  Por el contrario, hablamos de dependencia emocional cuando crees que hay algo de tu pareja que no puedes aceptar o que te gusta tan poco que si no lo cambia nunca podrás ser feliz y aun así no te sientes incapaz de dejarle.
  • Aislamiento social: Al principio, en el enamoramiento hay tanta pasión y tanto deseo por estar con el otro que ambas partes suelen alejarse temporalmente del resto de sus relaciones sociales. Pero cuando esto se alarga en el tiempo corres el riesgo de quedarte solo. Esto puede ser muy peligroso ya que si la relación termina no tendrás a nadie al lado en quien apoyarte, lo que a su vez no te facilita las cosas en caso de querer ser tú el que rompas la relación. Éste puede ser un pretexto que aumente la dependencia emocional y el miedo a la soledad.Además cuando todo tu mundo gira entorno a esa persona, puede llegar a agobiarse con tantas reclamaciones de tiempo y afecto y terminar por romperse. Hay tiempo para todo.
  • Incomprensión ajena: Nadie de tu entorno entiende porque si tu pareja no  te hace feliz y lo estás pasando tan mal no eres capaz de dejarla.

Cuando NECESITAS el amor y la atención del otro para sentirte bien, éste empieza a no ser libre, está sujeto a condiciones y a exigencias, no es desinteresado y no surge como consecuencia del bienestar al compartir con esa persona. Depender emocionalmente de alguien es necesitarlo como el respirar y sentir que si esa persona se va todo tu mundo se acaba.

La realidad es que el mundo no se acaba después de una ruptura aunque te lo pueda parecer, el sol sale cada día, y que necesitar lo que se dice necesitar a esa persona para vivir no es real ya que antes de conocerle vivías y no le necesitabas.

Sé que estás sufriendo lo insufrible y que no es fácil salir de una situación como esta, pero créeme que es posible con la ayuda adecuada. Si lo deseas puedes solicitar más información en httpss://www.sheilavaleropsicologia.es/contacto

Leave A Comment

Suscribete en nuestra Newsletter



Mejora tu Autoestima
Suscríbete ahora y obtén acceso
al curso "Mejora tu Autoestima" totalmente GRATIS.
    SUSCRÍBETE
    He leído y acepto la política de privacidad