Son muchos los problemas que se pueden tratar con terapía psicológica

Te ayudamos a identificar que es aquello que te afecta psicológicamente

Pánico y agorafobia

Durante un ataque de pánico, la persona  sufre repentinamente una subida de ansiedad experimentando así una serie de síntomas físicos Esta serie de síntomas pueden llevar a la persona a pensar que algo muy malo puede estar ocurriéndole tanto física como psicológicamente: “me voy a desmayar” “me va a dar un infarto” o “me volveré loco” son algunos de los pensamientos más habituales de las personas con trastorno de pánico.

A partir de los ataques de pánico puede desarrollarse la agorafobia, que es el miedo a sufrir un ataque de pánico en una situación donde escapar puede ser complicado o recibir ayuda puede ser avergonzante para la persona. Por ejemplo, ir en metro, un concierto, estar en una cola larga, o sitios donde haya aglomeración de gente como las rebajas, una ”mascletá”, etc.

Si no conseguimos dormir se reduce la calidad de vida

Insomnio

Problemas para dormir, tanto al inicio, no conciliar el sueño, como en el mantenimiento del mismo, pudiendo despertarse muy temprano y no lograr volver a dormirse.

Suscribete en nuestra Newsletter



Mejora tu Autoestima
Suscríbete ahora y obtén acceso
al curso "Mejora tu Autoestima" totalmente GRATIS.
    SUSCRÍBETE
    He leído y acepto la política de privacidad